miércoles, 9 de septiembre de 2009

Identidad


Identidad tan ardua de defender

Sociedad que en busca de la compatibilidad, descarta o suma a voluntad y manera desmedida. Presos de la incomprensión, de la comparación y de la deslealtad muchas veces se resquebraja sin poder encontrar un equilibrio sano.

El alma se agrieta ante la indiferencia de no hallarse comprendido.

Cuando será libre el hombre y podrá transitar la vida sin el peso de la aprobación constante.

Cuando ser único será un privilegio y no un castigo.

Semejanzas que acerquen pero no asfixien.

Identidad envuelta en tantas idas y vueltas, luchando siempre por salir airosa…

4 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Bella reflexión..

Un abrazo
Saludos fraternos

tecla dijo...

¡Cómo me gustaría hablar contigo en alguna ocasión de todos estos temas!
Lo mejor que te he leído.

"Alumine" dijo...

Gracias Adolfo
Un abrazo
Espero y deseo que estes bien!!!

"Alumine" dijo...

Pues nada mas me tienes que decir que allí donde quiera conversamos mi querida Teclis.
Gracias por estar aquí
Besos