sábado, 12 de septiembre de 2009

No cuentes…


No cuentes el secreto que llevan mis ojos

Percibe mi amor en cada verso…

…calla y solo siéntete dueños de ellos



No cuentes, que tu corazón se acelera

Cuando entre líneas sientes que corre mi amor…

… en medio de las letras



No develes lo que mi boca calla…

…Mis grafías gritan…

…Y mi alma anhela…



Siéntete poseedor de mi inspiración…

Artífice de mis versos mas tórridos…

Sigue… así… viviendo dentro mío.



No cuentes, que eres mi sueño vivo

Intangible pero cierto…

Etéreo e inmensamente bello…



No cuentes que por las noches…

Te sumerges en ella… yo te dejo…

…Y calmas mis ansias calladas… de que estés aquí conmigo…



No cuentes, que caigo rendida cuando percibo tu presencia

No te vayas nunca de mí… quédate…

… vive siempre aquí… si aquí… muy dentro mío…



Podría seguir escribiendo…

…pero quiero irme imaginando…

…la sonrisa que te deja saberte dueño de estos versos…

6 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Que mas poder decirte, si siempre cautivan tus poemas.. Hermosos..

Un abrazo

Saludo fraternos
Que disfrutes tu fin de semana..

Kimbertrancanut dijo...

Hola amiga, de nuevo aquí contigo...hermosas letras de deseo, anhelo y en definitiva de amor y soledad compartida...besitos dulces y sigo contigo...

J.Carlos dijo...

Todos nuestros versos tienen un dueño, real o ficticio; aquel que los inspira o a quien nos gustaría que fueran protagonistas de ellos.
Preciosa la cadencia y el ritmo de tus versos.
Abrazos

"Alumine" dijo...

Adolfo muchas gracias, de todo corazón.
Viniendo de un ser tan sensible al arte mas que agradecida.
Ün abrazo para vos

"Alumine" dijo...

J.Carlos gracias, verdad absoluta nada mas hermoso que la inspiración que posee magia, no importa si es real o ficticio aquel que lo inspira, lo mas sagrado para un escritor es dejarla fluir.
Un fuerte abrazo

"Alumine" dijo...

Kim gracias por regresar!!!
Un fuerte abrazo