sábado, 4 de octubre de 2008

Poema para mi tata

Mi viejo Carlitos


He aquí la historia de mi viejo querido.
Que nació en la isla de un pueblito entrerriano.
Lo trajo a la vida Nica, en medio de muchos hermanos.

Parece que de todo el más consentido era.
Así es lo que dicen los comentarios.
Así viene a mi memoria lo que decía mi abuela.

Creció rodeado de historias que poco nos ha contado.
Pero si desde chiquito lo buena gente se notaba.
Hoy con los años la NOBLEZA le resalta.

Y no lo digo yo por que es mi viejo.
Sepan que lo dice todo el mundo.
Si me han dicho alguna vez “esta es hija del gauchito”

Trabajador silencioso.
Lleva a cuesta miles de madrugadas.
Como recuerdo de niña cuando el salía al trabajo.

Las madrugadas de frió y las de tormenta.
Que me daban tanto miedo.
Siempre le pedía a Dios que no le vaya a pasar nada.

Si algo me deja su pasar por mi vida.
Que las puertas se abren si sos siempre honrado.
Su don de buena gente es lo que me ha quedado.

Y mucho orgullo siento.
Por ser parte de su vida.
Es por eso que decidí escribirle estas líneas.

Para que todo el mundo sepa.
El orgullo que llevo.
Al decir señores soy la hija de Carlos Carriego.


Silvina