miércoles, 24 de marzo de 2010

Mi Soplo En Tus Manos ( Nemo-Alu)





I

En mi mundo de ensueños donde me rodean los ángeles, hadas y duendes no estas allí.
Hubo una tarde que fue diferente, paseando por los bosques te descubrí tras los cipreses.
Mirabas las cascadas y el sol acariciaba tu fisonomía…

II


…¿en dónde estoy?... quiso saber la sonrisa que se posó en su ajado rostro.
Un suave velo húmedo le acarició los ojos con colores que provenían de todas las direcciones hacia donde mirara. Su mundo, blanco y negro, de repente refulgía de vida en cada rincón; vibraba con el fluir del agua entre las rocas y el roce del aire con la vegetación simulaba coros tersos. Y el sol…
… que se dejaba resbalar por la cañada y al mezclarse con la brisa, se encapsulaba en millones de esferas con luz propia que estallaban entre los árboles.
Extasiado observaba…

III

Cada crepúsculo sobrevolaba para verte
Mi corazón renacía viendo como tu mirada se perdía mirando el cielo
Yo estaba allí… tu no me percibías
Las mariposas cómplices de mi encanto muchas veces al no verte me servían de guía…
IV
Mi alma se descongela
Y por mis ojos brota,
Calor que distiende mis labios
Y la más bella sonrisa provoca…
V

… cada día alguien decía que no debía de volver, que corría el riesgo de perder mis energías, mas a mi no me importaba… creo que aunque la vida se me apagara yo por el desvanecía, el encanto me podía por más que el no me viera…
Casi como flor marchita, con un hilo de vida
Emprendí mi presentido último vuelvo
Esta vez no tuve conjunto que acompañara mi visita, las luciérnagas hoy no resplandecían… las orugas entristecían
Si tenía que elegir… pues moriría sobre su pecho…en su compañía…
VI

La noche reclamaba su presencia y él no se podía negar. Un paso hacia un lado y todo aquel mundo hermoso desaparecería. No tenía opción…
Respiró hondo y resignado dio el primer paso y la mitad de su cuerpo se mezcló con la noche. Sintió un leve golpe en el hombro derecho. Se detuvo y vio caer algo a sus pies.
Bajó su mano y formando una cuna, la levantó…

Y la luz cayó del bosque…
Inerte o dormida sobre mi piel,
Asomo mis manos desde la oscuridad de mi encierro
Para sentir tu vida latiendo,
Pero abre tus ojos diminuta alegría
Que al verlos mi alma sin duda renacería…

¿Qué hago contigo?... ¿Qué hago conmigo?...
desde mi sombra mantengo tu vida y
desde tu luz otorgas la mía…

24/Marzo/2010


Gracias Nemo por crear conmigo!!! Lo pueden leer en http://tustextos.com/leer/nemo/

4 comentarios:

reltih dijo...

la verdad es una situación que lo hace sentir a uno muy ansioso.
tremendo tema.
besos

"Alumine" dijo...

Muchisimas gracias por regresar siempre!! para mi un gran gusto que siempre estés por aquí!!!

Un abrazo y me encanta que disfrutes de mi costado poeta

TIGUAZ dijo...

Es una delicia leerte, amiga, despierta en mi sensaciones encontradas.
Un beso

"Alumine" dijo...

Tiguaz muchas gracias y Feliz de que te guste!!!
Un abrazo