miércoles, 2 de junio de 2010

Mecido En mi Eternidad...




Encalla la zozobra del recuerdo,
mi tormento lleva su nombre

Y aun así lo anhelo,
por cada estrella titilando en el firmamento

Tenerlo junto a mí…
…recostado contra mí pecho.

Usted no sabe cuanto…
…cada noche se apodera de mis sueños

Si usted supiera
…que tan dueño es de mis pensamientos

No bastarían miles de manos
para acallar lo que llevo dentro…

cuantas veces me imagino allí…
…en sus madrugadas de desvelo

Regalándole mi paz…
…mis suspiros eternos

Reclinada sobre su cuerpo…
grabaría mis huellas para que nunca me olvide

Le dejaría impregnado mi perfume en su almohada,
para que en la oscuridad me traiga a su memoria

¿Imagina cuanto de usted hay aquí en mi centro?
Gira como la flor de loto, dando vida a mi existencia

Que Dios me perdone por llevarlo tan dentro…
…bendita reencarnación que me llevo a su reencuentro.


9 comentarios:

TIGUAZ dijo...

Coanto soñamos, quizas deseos irrealizables o acaso distancia cercana.
Un buen poema, amiga.

reltih dijo...

como dice Gogo: "lujito leerte" excelente, como siempre, escribes desde el alma.
besos

tecla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
tecla dijo...

Me está empezando a picar la curiosidad por ese Usted de quien tanto te acuerdas.
Quiero entrar en tus sueños y vivir tu película.
Escarbar el misterio que apunta en tus palabras tan divinas.

"Alumine" dijo...

Gracias Tiguaz!!!
Un placer tenerte aquí :)
Saludos para vos

"Alumine" dijo...

Gracias Reltih
Muchas gracias
Saludos para vos

"Alumine" dijo...

Pues Reína mía solo si te vuelves etérea podrías descubrirlo, porque vive dentro de mi alma poeta y el que juega con mis versos de manera impensada. Siempre le escribo al amor siempre...
Abrazos de luna Teclis de mi corazón!!!

médico del alma dijo...

bellísima forma de empezar el día, con esta oda al amor...

saludos!

tecla dijo...

Pues entraré en tu alma, lo buscaré y lo encontraré.
Así descubriré ese misterio arrollador con el que te ha seducido de tal forma.
Te quiero Alumine