lunes, 6 de octubre de 2008

ausencia


Y yo aquí mi vida

Camino por la playa envuelta en la nostalgia de este atardecer.
Camino mientras algunas olas rozan mis pies descalzos.
Camino dejando que la nostalgia me lleve a ninguna parte.

Solo estamos el mar y yo.
Solo el susurro de las olas resuena en mis oídos.
Solo la nostalgia me hace compañía.

Te extraño por cada gramo de arena que hay por aquí.
En esta playa interminable.
Te extraño por cada estrella que va asomando en este anochecer.

Camino por la playa envuelta en nostalgia.
Recordando la última vez que nos vimos.
Resuena en mí tu despedida.

Sentada en la arena frente a un mar celoso de tanto amor.
Mirando la luna que ya esta plena en el cielo.
Le pido a Dios que te arranque de mí pecho.

Quien sabe que será de ti, mi vida.
Ya no se nada más de ti.
Mil preguntas se asoman a mi mente.

Si pudieras verme, si me preguntaras como estoy
Yo te diría…
“Y yo aquí mi vida, llorando de tristeza por no tenerte entre mis brazos, yo aquí mi vida intentando vivir sin ti, intentando volver a la vida…
Buscándole sentido a vivir sin tu presencia
Abarra rotada de amor
Llorando tu ausencia…


Silvina

1 comentario:

Lya dijo...

Antes dibujábamos corazones con dos nombres en su interior... los atravesábamos con flechas y tratábamos de crear toda una barrera hecha con castillos de arena... Con lo que no contábamos es con que a veces la marea sube y se lleva todo con ella... Sin embargo, la lune vuelve a jugar con el agua... vuelve a bajar... y nosotros volvemos a inventar el amor en la arena... con la idea de que algún día el agua no toque lo que alli plasmamos... cíclico, pero reconfortante